YOGA

Hay una fuerte relación entre el Yoga y el Aikido, de hecho estas dos palabras tienen un significado similar y de cierto modo se mueven en un mismo universo; Yoga significa «unión» o «conexión». En sánscrito, la palabra «yoga» se utiliza para expresar cualquier forma de conexión. Yoga es a la vez un estado de conexión y un cuerpo de técnicas que nos permiten conectarnos a cualquier cosa. La conexión consciente a algo nos permite sentir y experimentar esa cosa, persona o experiencia. La experiencia de la conexión es un estado de yoga, una experiencia de gozo y satisfacción. La conciencia es el secreto del yoga. Una de sus definiciones es que yoga es cualquier método que nos permite despertar a quién o lo que realmente somos y a cual es el sentido de la vida. Cualquier cosa que nos permita ser más conscientes de nosotros mismos y sentirnos conectados con nosotros mismos y la vida es una forma de yoga.

Por otro lado, en japonés, la palabra Aikido significa “la vía de la armonía (unión) con el Ki (universal)”. vemos así que muchos de los principios básicos del Ki Aikido son desarrollados de conceptos y prácticas del yoga.

La práctica de yoga ha despertado un gran interés en la sociedad occidental contemporánea como respuesta al agitado ritmo de vida y el estrés. Hacia mitad del siglo XX, el yoga irrumpió en Occidente, donde ya se ha consolidado como un fenómeno global avalado por estudios científicos que determinan sus bondades. Esta disciplina milenaria ha tenido tanto éxito al punto de ser declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

La tradición viene cobrando especial importancia a nivel mundial, por ejemplo el gobierno de India cuenta desde 2014 con el Ministerio de Ayurveda, Yoga y Naturopatía, y ese mismo año la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 21 de junio como día internacional del Yoga, mencionando que “proporciona una aproximación holística a la salud y al bienestar” y reconociendo que es importarte informar “al mundo que la práctica constante favorece la prevención de enfermedades”.

El yoga gana reconocimiento a medida que empieza a hacer parte de estudios e investigaciones que reconocen sus ventajas. Entre los beneficios del Yoga se puede mencionar el fortalecimiento de huesos y músculos, mayor flexibilidad, mejoramiento de la respiración, manejo de estrés, concentración y una conexión consciente con el entorno, entre otros.